Skip to content

Depresión

depresion

La depresión es una enfermedad que, como cualquier otra, afecta una o varias partes del cuerpo. En este caso, la depresión afecta al cerebro y se caracteriza por la presencia de sentimientos de tristeza profunda y ausencia de interés por las actividades que antes resultaban placenteras.

¿Qué es la depresión?

Aunque generalmente la depresión se utiliza como sinónimo de tristeza, estos términos no son sinónimos. La depresión es un problema de salud serio que, además de involucrar el decaimiento permanente del estado de ánimo, altera las actividades y relaciones familiares, laborales y/o escolares. En su forma más grave puede llevar al suicidio.

En México, debido a que un pequeño porcentaje de personas con enfermedades mentales reciben el tratamiento adecuado, la depresión provoca mayor discapacidad que muchas otras enfermedades crónicas
El suicidio es la tercera causa de muerte en adolescentes entre 15-19 años de edad en nuestro país
Las mujeres tienen el doble de posibilidades que los hombres de sufrir depresión. Aunque se desconoce la razón, los cambios en los niveles hormonales podrían estar relacionados con la depresión
Síntomas

La depresión puede provocar una gran cantidad de síntomas, tanto físicos como emocionales. Dependiendo del número y la intensidad de los síntomas, los episodios depresivos pueden clasificarse en leves, moderados o graves. Además, pueden durar semanas, meses o, incluso, años.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

  • Estado de ánimo irritable o depresivo
  • Fatiga, cansancio crónico o letargo
  • Ansiedad
  • Alteraciones del sueño y el apetito
  • Cambios en el peso corporal (aumento o pérdida)
  • Sentimientos de culpa
  • Baja autoestima
  • Desinterés en pasatiempos y socialización
  • Pensamientos repetidos sobre muerte y suicidio

Causas de la depresión

Es muy probable que la depresión se desarrolle debido a un desequilibrio en las sustancias químicas del cerebro (neurotransmisores) como la serotonina, dopamina y norepinefrina, las cuales ejercen un efecto directo sobre el estado de ánimo.

Pero, ¿qué provoca dicho desequilibrio químico en el cerebro?

Esto podría ser provocado por uno o más de los siguientes factores:

  • El entorno. Una atmósfera familiar violenta, negativa o estresante pueden afectar la autoestima de una persona y llevarla a la depresión.
  • Experiencias traumáticas o impactantes. La muerte de un familiar o un amigo cercano pueden ir más allá del dolor y, a veces, conducir a la depresión.
  • Estado de salud. Ciertas condiciones médicas están relacionadas con la depresión como la disfunción tiroidea, anemia, hipoglicemia, derrame cerebral, esclerosis múltiple, Alzheimer, Parkinson, cáncer, epilepsia, entre otras.
  • Medicamentos. En ocasiones, la depresión puede ser un efecto adverso de ciertos fármacos.
  • Genética

¿Qué médicos tratan la depresión?

Aunque la depresión es un padecimiento que debe ser tratado exclusivamente por un psicólogo o médico psiquiatra, generalmente quien detecta la enfermedad en el paciente es su médico de confianza o cabera, como:

  • Geriatra. Especialista en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del adulto mayor.
  • Ginecólogo. Médico que se especializa en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la mujer.
  • Internista. Médico que se enfoca en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades del adulto –de los 15 años en adelante-, que no requieran tratamiento quirúrgico.
  • Médico General. Se encarga de la prevención, detección y tratamiento oportuno de las enfermedades desarrolladas a cualquier edad, es decir, puede atender tanto a niños y adolescentes como a personas de la tercera edad.
  • Psicólogo. Especialista que se centra en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del estado ánimo y la mente. Muchas veces, los pacientes depresivos acuden con este especialista para buscar ayuda y seguir una terapia psicológica. Este especialista puede tratarlos, sin embargo, no está capacitado para prescribir medicamentos, por lo que en caso de necesitarlo, el paciente deberá acudir con un psiquiatra.
  • Psiquiatra. Al ser un médico general con especialidad en psiquiatría, estudia los trastornos psíquicos de las personas a partir del sustrato anatómico del cerebro. Es decir, revisa los factores biológicos, químicos y psicológicos que afectaron y provocaron el trastorno en la persona. Este especialista tratará y medicará directamente al paciente con depresión, pues es el experto en ocuparse de los desórdenes del pensamiento, emociones y comportamiento que afectan a las personas.

Todo lo que debes saber de la depresión

Es muy probable que desde tu diagnóstico inicial y a lo largo de tu tratamiento surjan preguntas o inquietudes respecto al manejo o a la evolución de la depresión. ¡Aclara todas tus dudas con nuestra guía de preguntas! Éstas podrían ser útiles para que tú y tu doctor tomen decisiones informadas y acertadas respecto a tu enfermedad.

Sobre la enfermedad

  • ¿Cuáles son las causas de la depresión?
  • ¿Existe sólo un tipo de depresión?
  • ¿Existen pruebas específicas para diagnosticar este trastorno?
  • ¿La depresión tiene cura?Sobre el tratamiento
  • ¿El tratamiento para la depresión incluye medicamentos? ¿Éstos tienen efectos secundarios? ¿Se deberán tomar de por vida?
  • ¿Cuánto tiempo se deben tomar los medicamentos antes de observar mejoría en los síntomas?
  • ¿Si se suspende la toma de medicamentos la enfermedad podría empeorar progresivamente?
  • ¿Existe algún tratamiento para la depresión que no incluya la toma de fármacos?Sobre el estilo de vida y familia
  • ¿La depresión es una enfermedad hereditaria?
  • ¿Hay situaciones que podrían agravar el estado depresivo de una persona?
  • ¿Cuáles son los signos de alarma frente a los cuales es indispensable recibir ayuda médica inmediata?
  • ¿Se debe llevar una alimentación especial? ¿Hay alimentos contraindicados?
  • ¿Está permitido beber alcohol mientras se está bajo tratamiento?
  • ¿Hay alguna actividad cotidiana –como hacer ejercicio o manejar- que deba suspenderse estando bajo tratamiento?
  • ¿Los antidepresivos pueden interferir en el deseo o desempeño sexual?
  • ¿Cómo se diagnostica la depresión?

Como punto de partida, el médico tratante realiza un examen físico del paciente y elabora un historial clínico completo a partir de preguntas generales sobre sus síntomas, estilo de vida y antecedentes familiares.

Además, para revisar el estado general de salud del paciente y poder obtener un diagnóstico certero, es probable que el médico solicite la realización de los siguientes estudios:

  • Análisis de sangre. Permite revisar el estado de la función tiroidea y los niveles de azúcar en sangre.
  • Biometría hemática. Examina si el paciente presenta rangos normales de hemoglobina, hematocitos, conteo de células rojas y blancas.
  • Tomografía computarizada. A través de rayos X se examinan las estructuras cerebrales en busca de tumoraciones, flujo sanguíneo disminuido u obstrucciones.
  • Resonancia magnética. Su función es revisar que no existan interrupciones en las sinapsis cerebrales,
  • tumoraciones, disminución u obstrucción del flujo sanguíneo.
  • Electroencefalograma. Se encarga de observar si existen patrones anormales en las ondas eléctricas cerebrales, pues ciertos trastornos del sistema nervioso pueden disminuir la frecuencia de onda.
  • Pruebas de evaluación

Además de los estudios anteriormente mencionados, existen pruebas cognitivas específicas para el diagnóstico y evaluación de la depresión de acuerdo al grupo de edad al que pertenece el paciente.

Pruebas para saber si soy depresivo

  • Inventario de Depresión Infantil. A través de un cuestionario se obtiene información respecto al entorno familiar y escolar del niño, así como datos descriptivos sobre las emociones y actitudes sentimentales que éste presenta dos semanas antes de la prueba. Evalúa pacientes de edades comprendidas entre los 7 y 18 años. Otra prueba reconocida para este grupo de edad es la Escala de Depresión Birleson.
  • Inventario de Depresión de Beck. Mediante un cuestionario de opción múltiple se calcula el grado de depresión. Evalúa pacientes entre 14 y 80 años de edad.
  • Escala de depresión de Hamilton. Elaborada para evaluar la depresión en adultos y la efectividad de los antidepresivos, consiste en un cuestionario con 21 preguntas diametralmente opuestas. Otra prueba reconocida para este grupo es la Escala de Depresión Zung.
  • Escala Geriátrica de Depresión. Cuestionario dirigido para adultos mayores de 65 años enfermos, sanos o con discapacidad cognitiva.
  • Otra prueba reconocida para este grupo de edad es la Escala de Depresión Montgomery-Asberg.