Skip to content

Síndrome de colon irritable

Síndrome de colon irritable

El síndrome de colon irritable es un trastorno intestinal crónico que se caracteriza por la presencia de dolor o molestias abdominales al momento de evacuar, y alteraciones en los movimientos intestinales que provocan cambios en la defecación.

¿Qué es el síndrome de colon irritable?

Esta condición puede provocar malestar físico y emocional, sin embargo, no causa daños al intestino, a diferencia de las enfermedades intestinales inflamatorias (EII) como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.

• La prevalencia más alta de este síndrome se presenta en pacientes mayores de 35 años de edad, un hecho que algunos expertos lo atribuyen al estrés, sobre todo al laboral

• El síndrome de colon irritable es un problema común que afecta, aproximadamente, a una de cada cinco personas y ocurre con más frecuencia en las mujeres

Síntomas del colon irritable

Los síntomas más comunes del síndrome de colon irritable incluyen:

• Cólicos abdominales y dolor

• Distensión abdominal –hinchazón-

• Diarrea o estreñimiento, o una combinación de ambos

• Gases

• Inapetencia

• Necesidad de tener una evacuación intestinal, incluso cuando el colon está vacío

• Moco en las heces

¿Cómo se evita el síndrome del colon irritable?

Actualmente se desconocen las causas del síndrome del colon irritable, sin embargo, entre los factores que parecen disparar los síntomas están la dieta, el estrés emocional y las hormonas.

Dentro de los alimentos que pueden causar los síntomas están la comida rápida –alta en grasas y azúcares-, bebidas gaseosas, chocolate, cafeína y alcohol.

Por otro lado, debido a que los nervios del colon y el cerebro están conectados, el estrés y los conflictos emocionales pueden repercutir sobre el funcionamiento del colon, acelerando su ritmo al tiempo que ralentiza el del estómago.

¿Qué médicos tratan el síndrome de colon irritable?

Para poder obtener un diagnóstico certero de este síndrome y recibir el tratamiento adecuado, habrá diversos especialistas que formarán parte del equipo de atención integral al paciente. Entre ellos están:

  • Gastroenterólogo. Médico especializado en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que involucran los órganos digestivos como los intestinos, el estómago, el hígado y la vesícula biliar. Experto en el tratamiento de condiciones como dolor abdominal, úlceras, diarrea, cáncer e ictericia, entre otras; y capacitado para llevar a cabo procedimientos invasivos –no quirúrgicos- para diagnosticar afecciones gastrointestinales.
  • Médico General. Se encarga de la prevención, detección y tratamiento oportuno de las enfermedades desarrolladas a cualquier edad, es decir, puede atender tanto a niños como a personas de la tercera edad. Muchas veces, este especialista es el médico quien da un diagnóstico inicial de síndrome de colon irritable al paciente.
  • Nutriólogo. Profesional capacitado para elaborar planes de alimentación para diversos tipos de pacientes. Debido a que la alimentación juega un papel fundamental en el control del síndrome de colon irritable, la planeación cuidadosa y el monitoreo de la dieta del paciente será crucial.
  • Psicólogo. Especialista que se centra en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del estado ánimo y la mente. Muchas veces, los pacientes con síndrome de colon irritable acuden con este especialista para recibir apoyo psicológico, pues este padecimiento puede impactar de forma importante su vida diaria, debido a los malestares estomacales como diarrea y gases. También es importante que el paciente consulte a este especialista para aprender a controlar el estrés, pues éste es un factor que puede agravar los síntomas.

Todo lo que debes saber sobre el colon irritable

1. ¿Cuáles son las causas de síndrome de colon irritable?

2. ¿Cuáles son los factores que pueden desencadenar un brote de síntomas o agravarlos?

3. ¿Cómo se puede reconocer que los síntomas corresponden a este síndrome y no a otro padecimiento gastrointestinal?

4. ¿Esta enfermedad es un factor de riesgo para desarrollar cáncer de estómago?

5. ¿El síndrome de colon irritable tiene cura?

1. ¿Cuáles son los medicamentos más comunes para tratar esta enfermedad? ¿Tienen efectos secundarios?

2. ¿Cuánto tiempo después de haber comenzado el tratamiento comenzarán a disminuir los síntomas?

3. ¿La cirugía forma parte del tratamiento? ¿En qué casos es recomendable?

4. ¿Cuáles son los riesgos de no recibir un diagnóstico certero o un tratamiento correcto a tiempo?

1. ¿El síndrome de colon irritable es hereditario?

2. ¿Los síntomas pueden disminuir al modificar los hábitos alimenticios?

3. ¿Hay alimentos contraindicados como las bebidas alcohólicas o con cafeína?

4. ¿El cigarro puede agravar los síntomas?

5. ¿Hay ejercicios físicos o de relajación que puedan ayudar a disminuir los síntomas?

¿Cómo se diagnostica el síndrome de colon irritable?

Como punto de partida –debido a que no existen pruebas específicas para detectar el síndrome de colon irritable-, el médico deberá realizar un examen físico del paciente y elaborar un historial clínico completo a partir de preguntas generales sobre sus síntomas, antecedentes médicos, estilo de vida y hábitos alimenticios.

Además, deberá descartar otras posibles condiciones médicas relacionadas con los síntomas, como la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, colitis isquémica y cáncer de colon. Para ello y para conocer el estado general de salud del paciente, es probable que el médico solicite la realización de los siguientes estudios:

• Análisis coprológico. En un recipiente estéril el paciente coloca una muestra de heces, la cual se envía al laboratorio para verificar si hay presencia de sangre, organismos anormales como virus, o células inflamatorias.

• Biometría hemática completa. Su objetivo es detectar la presencia de anemia, la cual puede ser consecuencia de un sangrado en el tracto intestinal. También permite detectar deficiencias de algunos nutrientes debido a la mala absorción en el intestino.

• Biopsia de intestino delgado. Esta prueba se realiza para confirmar o descartar la presencia de enfermedad celíaca, pues la muestra de tejido obtenido mediante la biopsia es analizada al microscopio para examinar si presenta pérdida de vellosidades o el aumento de los glóbulos blancos.

• Colonoscopía. Esta prueba se realiza para examinar el colon en busca de pólipos, estrechamiento del intestino y áreas de sangrado, o para la toma de biopsias de lesiones.

• Prueba de sangre para enfermedad celíaca. Análisis de sangre que también se encarga de examinar la presencia de tres tipos de anticuerpos –antigliadina, antitransglutaminasa tisular y antiendomisio-, los cuales estarán presentes en una persona celíaca.

Tratamientos más comunes para el síndrome de colon irritable

Un aspecto importante dentro del tratamiento del síndrome de colon irritable es realizar modificaciones en la alimentación y estilo de vida del paciente. Si bien llevar una dieta específica y eliminar ciertos hábitos no curará el síndrome, esto puede ayudar a prevenir deficiencias nutricionales y disminuir la intensidad y la frecuencia de los ataques sintomáticos. Además, practicar algún tipo de terapia alternativa como meditación, yoga o tai-chi puede ayudar a disminuir los niveles de estrés, lo que también tendrá un impacto positivo sobre la sintomatología.

Medicamentos para el colon irritable

Si este tipo de cambios en el estilo de vida del paciente no son eficaces ni mejoran su estado de salud, el tratamiento podrá basarse en la toma de medicamentos tradicionales. Algunos de los más prescritos para tratar el síndrome de colon irritable son:

• Antidiarreicos. Su función principal es disminuir el movimiento intestinal.

• Bloqueadores de ácido biliar. Al inhibir los ácidos biliares se ralentiza el paso de heces, disminuyendo así la incidencia de diarrea.

• Ablandadores de heces. Aumentan la absorción de agua de las heces y facilitan su paso a través del intestino.

• Laxantes. Promueven los movimientos intestinales y disminuyen el estreñimiento.

• Antiespasmódicos. Alivia los calambres y espasmos intestinales.

• Antidepresivos. Además de controlar la depresión, ayudan a disminuir el dolor intenso característico de este síndrome.

• Medicamentos contra la ansiedad. Se encargan de disminuir la ansiedad y ayudar a disminuir los síntomas principales del colon irritable.