Skip to content

reflujo gastroesofágico

reflujo gastroesofagico

El esófago es el tubo que transporta la comida desde la boca hasta el estómago. La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) ocurre debido al cierre deficiente del músculo que une al esófago con el estómago, lo que favorece el retorno involuntario –reflujo- del contenido gástrico hacia el esófago, causando diversos síntomas y lesiones.

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

  • El reflujo gastroesofágico predomina en los hombres en una relación 3 a 1 sobre las mujeres
    Los pacientes obesos tienen 3 veces más probabilidades de tener reflujo comparados con las personas delgadas
  • Esta enfermedad suele manifestarse con la sensación de ardor en el pecho o garganta –acidez- por más de dos veces a la semana. También hay casos en los que el paciente no presenta acidez estomacal, por lo que sus síntomas pueden incluir tos seca, problemas para tragar o signos comunes de asma.

¿Cómo puedo tratar mi reflujo?

El reflujo gastroesofágico es un padecimiento tratado por especialistas en el tema, sin embargo, generalmente quien detecta la enfermedad en el paciente es su médico de confianza o cabecera, como:

  • Geriatra. Médico que se especializa en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades del adulto mayor.
  • Ginecólogo. Médico que se especializa en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades de la mujer.
  • Internista. Médico que se enfoca en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades del adulto –de los 15 años en adelante-, que no requieran tratamiento quirúrgico. Muchas veces este médico es quien da un diagnóstico inicial de ERGE al paciente.
  • Médico General. Se encarga de la prevención, detección y tratamiento oportuno de las enfermedades desarrolladas a cualquier edad, es decir, puede atender tanto a niños como a personas de la tercera edad. Probablemente este médico sea quien de un diagnóstico inicial de ERGE al paciente.
  • Pediatra. Médico especialista en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades de los niños. Este médico es experto en diagnosticar los casos de reflujo gastroesofágico en bebés y tratar la enfermedad en caso de haber complicaciones.

A partir del diagnóstico preliminar de ERGE es probable que el médico tratante consulte a diversos especialistas o refiera al paciente con ellos para confirmar el diagnóstico y elegir el mejor tratamiento. Algunos de estos especialistas son:

  • Gastroenterólogo. Médico especializado en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que involucran los órganos digestivos como los intestinos, el estómago, el hígado y la vesícula biliar. Experto en el tratamiento de condiciones como dolor abdominal, úlceras, diarrea, cáncer e ictericia, entre otras; y capacitado para llevar a cabo procedimientos invasivos –no quirúrgicos- para diagnosticar afecciones gastrointestinales.
  • Radiólogo. Médico que utiliza métodos radiológicos – como radiografía con bario-, para observar anomalías del tracto gastrointestinal y confirmar o descartar un caso de ERGE.
  • Anestesiólogo. Aunque la mayoría de los casos de ERGE se tratan con fármacos y cambios en el estilo de vida del paciente, en los casos más graves puede llegar a ser necesaria una operación quirúrgica. Para ello, el anestesiólogo es el especialista capacitado para brindar alivio del dolor durante e inmediatamente después de una cirugía. Además, se encarga de monitorear si durante la operación el paciente muestra signos vitales favorables o corre algún tipo de riesgo.
  • Nutriólogo. Profesional capacitado para elaborar planes de alimentación para diversos tipos de pacientes. Debido a que las personas con ERGE deben hacer ajustes en su alimentación para disminuir la sintomatología, la planeación cuidadosa y el monitoreo en la dieta de estos pacientes será crucial.

¿Cómo se diagnostica el reflujo gastroesofágico?

Cuando el paciente ha tenido episodios repetidos de acidez estomacal, se deberán realizar diversas pruebas para poder tener un diagnóstico certero de ERGE.

Algunas de las pruebas más comunes son:

  • Endoscopía alta. Se realiza para poder observar las paredes del tracto digestivo superior. Úlceras, tumores, áreas estrechas, hernia hiatal, inflamación e irritación pueden observarse gracias a este estudio.
  • pH-metría esofágica. Mide la cantidad de ácido que fluye al esófago desde el estómago y permite descartar otras condiciones como la acidez estomacal. Se diagnostica ERGE cuando los resultados son menores a 4, pues el pH esofágico normal es de 7 aproximadamente.
  • Radiografía con bario. Se utiliza también para observar las anomalías del tracto gastrointestinal como úlceras, hernia hiatal o tumores.

Tratamientos más comunes para el reflujo gastroesofágico

Para prevenir las complicaciones relacionadas con este tipo de reflujo el tratamiento se basa en tres factores muy importantes: cambios en el estilo de vida, medicación y cirugía.

Cambios en el estilo de vida

Algunos de los cambios más importantes y efectivos en el estilo de vida del paciente con ERGE son:

  • Suspender el consumo de alimentos irritantes como cafeína, picante y algunos tipos de harinas refinadas
  • Dejar de fumar
  • Evitar el consumo de alimentos por lo menos 2 horas antes de dormir
  • Elevar la cabecera de la cama, para evitar el retorno del contenido gástrico hacia el esófago

Medicamentos

Algunos de los fármacos más utilizados para el tratamiento de la ERGE son:

  • Ácido algínico. Se encarga de incrementar el pH del esófago, disminuir el reflujo y recubrir la mucosa gastrointestinal.
  • Agonistas de los receptores GABA. Reducen la relajación del esfínter esofágico, por lo que disminuyen los episodios de reflujo.
  • Antiácidos. También incrementan el pH esofágico, reduciendo así la acidez gástrica.
  • Inhibidor de la bomba de protones. Disminuyen la producción de ácido gástrico y su secreción.
  • Procinéticos. Fortalece el esfínter esofágico inferior, además de acelerar el vaciamiento gástrico.
    Sucralfato. Se encarga de reparar el daño esofágico ocasionado por la ERGE.

Cirugía

El tratamiento quirúrgico puede llegar a ser necesario para los casos más graves de ERGE. Su objetivo es corregir el funcionamiento del esfínter esofágico y reducir así el reflujo ácido.

Las cirugías más comunes para tratar la ERGE son:

  • Funduplicatura transoral sin incisión. La válvula esofágica se repara sin realizar una incisión externa, pues se pasa a través del esófago con la ayuda de un endoscopio.
  • Funduplicatura Nissen. El esfínter esofágico inferior se refuerza en su periferia con la parte superior del estómago. Se puede realizar por vía laparoscópica –con una incisión mínima y uso de equipos de cámara de vídeo-. No sólo disminuye el reflujo ácido, también repara cualquier hernia hiatal presente.

 

Todos los secretos sobre el reflujo

Es muy probable que desde tu diagnóstico inicial y a lo largo de tu tratamiento surjan preguntas o inquietudes respecto al manejo o a la evolución del reflujo gastroesofágico. ¡Aclara todas tus dudas con nuestra guía de preguntas! Éstas podrían ser útiles para que tú y tu doctor tomen decisiones informadas y acertadas respecto a tu enfermedad.

Sobre la enfermedad

  1. ¿Cuáles son las causas del reflujo gastroesofágico?
  2. ¿Cómo se puede saber si los síntomas –como acidez- corresponden al ERGE y no a otra enfermedad gastrointestinal como gastritis?
  3. ¿La enfermedad por reflujo gastroesofágico es un factor de riesgo para desarrollar cáncer de esófago?
  4. ¿Esta enfermedad tiene recurrencias?
  5. ¿Cuáles son los síntomas de un caso grave de ERGE?

Sobre el tratamiento

  1. ¿En qué casos es necesario realizar una cirugía y cuándo es suficiente la toma de fármacos?
  2. ¿Cuáles son los medicamentos más comunes para tratar esta enfermedad? ¿Tienen efectos secundarios?
  3. ¿Cuáles son los riesgos de no recibir el tratamiento correcto a tiempo?
  4. ¿Cuánto tiempo después de haber iniciado el tratamiento comenzarán a disminuir la acidez y los demás síntomas?
  5. ¿Los antiácidos de venta libra son eficaces para el tratamiento de esta enfermedad?

Sobre el estilo de vida y familia

  1. ¿Existen medidas preventivas para evitar esta enfermedad?
  2. ¿Los síntomas pueden aliviarse haciendo cambios en la alimentación?
  3. ¿Hay alimentos contraindicados?
  4. ¿Se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas? ¿Qué pasa con el consumo de bebidas con cafeína?
  5. ¿El tabaquismo puede empeorar los síntomas?
  6. ¿El sobrepeso es un factor de riesgo para padecer esta enfermedad?