Skip to content

tricomoniasis

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual curable causada por un parásito protozoario llamado Trichomonas vaginalis y es una de las causas más comunes de vaginitis (inflamación de la vagina).

¿Qué es la tricomoniasis?

Esta infección afecta tanto a hombres como a mujeres, la diferencia es que en los hombres el parásito vive y se multiplica, pero rara vez causa síntomas y puede desaparecer espontáneamente en unas cuantas semanas.

¿Cómo se contagia la tricomoniasis?

La tricomoniasis se transmite durante las relaciones sexuales cuando el parásito pasa del pene infectado a la vagina o viceversa.

Por lo general, en la mujeres el parásito infecta la vulva, la vagina o la uretra y en los hombres la parte interna del pene (uretra). No es muy común que se presente en otras partes del cuerpo.

Síntomas de la tricomoniasis

Algunas personas pueden presentar síntomas y otras no, pero incluso aquellas que no los presentan pueden trasmitir la enfermedad.

Los síntomas pueden ir de una irritación leve a una inflamación grave, y pueden aparecer y desaparecer. En ocasiones, se presentan de 5 a 28 días después de haber contraído la infección, pero en otras pueden tardar mucho más en presentarse.

En los hombres, cuando aparecen, los síntomas son:

  • Picazón o irritación en el pene
  • Prurito o comezón en la uretra
  • Ardor después de orinar o eyacular
  • Secreciones del pene o la uretra
  • Molestias al tener relaciones sexuales
  • Hinchazón de la glándula prostática o el epidídimo (sólo en algunos casos)
  • Mientras que en las mujeres los síntomas más característicos son:
  • Picazón, ardor, enrojecimiento o dolor en los genitales
  • Prurito o comezón en el interior de los muslos
  • Molestia al orinar
  • Secreción con olor inusual que puede ser transparente, blanca, amarillenta o verdosa.
  • Molestias al tener relaciones sexuales

Si no se trata, la tricomoniasis puede durar meses e incluso años y puede aumentar el riesgo de contraer o transmitir otras enfermedades sexuales como el VIH/SIDA. Esto se debe a que las mismas conductas y circunstancias que pueden ponerte en riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual, también pueden aumentar el riesgo de contraer VIH. Por otro lado, las llegas o heridas en la piel causadas por la tricomoniasis podrían facilitar la entrada de otros virus a tu organismo.

No dudes en asistir a tu médico si presentan alguno de estos síntomas o tienes sospechas de haber estado expuesto a esta enfermedad.

Cómo diagnosticar la tricomoniasis

La tricomoniasis es difícil de diagnosticar sólo con los síntomas, por lo que es necesario realizar un examen físico y pruebas de laboratorio más específicas.

En las mujeres:

  • Examen pélvico. Para detectar manchas rojas en la vagina o cuello uterino.
  • Preparación en fresco (análisis microscópico del flujo). Muestra los organismos que causan la infección.
  • Citología vaginal (toma de muestra del tejido del cuello del útero). Para diagnosticar anomalías en las células.

En los hombres:
La tricomoniasis puede resultar difícil de diagnosticar en los hombres, por lo que si a tu pareja se la diagnostican, tú debes tratarte también.

  • Si presentas ardor o picazón en la uretra después de ser tratado por otros enfermedades como gonorrea o clamidia, también debes recibir tratamiento.
  • Tu médico te puede realizar un frotis de uretra para obtener una muestra de la secreción y analizarla.

Tratamiento y prevención de la  tricomoniasis

Por lo general, la tricomoniasis se trata con antibióticos. Se puede curar con una sola dosis de un antibiótico oral o un tratamiento de 7 días recetado por tu médico.

Aproximadamente 1 de cada 5 personas se infectan de nuevo durante los 3 meses siguientes al tratamiento, por lo que es recomendable no tener relaciones sexuales hasta que los síntomas hayan desaparecido por completo y asegurarse de que tu pareja también reciba tratamiento.

La única manera efectiva de evitar la tricomoniasis es la abstinencia, pero el condón es una buena forma de reducir el riesgo de contraer tricomoniasis y otras enfermedades de transmisión sexual, sin embargo, no cubre toda el área de los genitales.

Para prevenir el contagio de este tipo de enfermedades lo mejor es mantener una relación monógama y hablar con tu pareja para someterse a una prueba de laboratorio para detectar cualquier ITS (Infección de Trasmisión Sexual).

Si presentas síntomas o éstos reaparecen después del tratamiento, acude a tu médico.

A la tricomoniasis también se le conoce como “tric”
En EEUU sólo el 30% de las personas que tienen tricomoniasis presentan síntomas
En 2012, la tricomoniasis ocupó el 12º lugar entre las 20 principales causas de enfermedades transmisibles en México
Alrededor de 5 millones de mujeres contraen tricomoniasis cada año