Skip to content

Acné

acne

¿Qué es el Acné?

¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué los barros y espinillas aparecen con mayor frecuencia en el rostro?

La explicación es muy sencilla: la piel facial está mucho más expuesta al polvo, la contaminación y los rayos UV. Estos elementos, mezclados con nuestras secreciones seborreicas, provocan que nuestros poros se tapen, dando paso a la aparición de espinillas –puntos negros- y barros.

¿Cómo evitar acné y espinillas?

Uno de los pasos más importantes relacionados con la limpieza facial es realizar, diariamente, una rutina de limpieza adecuada. ¿No sabes cómo hacerlo? Consulta nuestro artículo Principios básicos para cuidar tu cutis.

Además de seguir tu rutina de limpieza diaria, deberás realizar vaporizaciones una vez por semana o por lo menos cada quince días. El beneficio de este método es que cuando nuestra piel se expone al vapor, no sólo se abren los poros, sino que se facilita la salida de espinillas, se purifica la epidermis y se relajan los músculos faciales.

Vaporización limpiadora y relajante para espinillas

 

30 gr de menta
30 gr de tila
30 gr de manzanilla
30 gr de hinojo
Procedimiento

Hierve un litro de agua. Cuando suelte el hervor agrega las hierbas. Deja hervir durante 5 minutos más y retira del fuego.
Siéntate en un lugar cómodo en donde puedas acercar tu rostro al recipiente que contenga la mezcla.
Cubre tu cabeza con una toalla – a manera de tienda- y mantén tu cara a una distancia prudente de la fuente de vapor para no quemarte.
Realiza la vaporización durante 15 minutos con los ojos cerrados –para evitar irritaciones-. Inhala y exhala por la nariz.
Al finalizar, enjuaga tu cara con agua fría –para cerrar los poros- y aplica un tónico facial.
Tip

Antes de comenzar la vaporización asegúrate de que tu cara esté limpia y libre de polvo y maquillaje. Existen pieles más sensibles que otras, por lo que antes de seguir cualquier remedio natural deberás consultar a un dermatólogo.