Skip to content

Alzheimer

Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de demencia, y se caracteriza por ser un padecimiento crónico-degenerativo que afecta la memoria y diversas funciones mentales y sociales del paciente, debido a la degeneración y destrucción de sus células cerebrales.

¿Qué es el Alzheimer?

• El Alzheimer representa entre el 60 y el 70% de todos los casos de demencia en el mundo
• Afecta mayormente a las mujeres
• En México, se estima que existen alrededor de 800, 000 personas afectadas por demencia

Cómo sé si tengo Alzheimer

En la mayoría de los casos, el Alzheimer se presenta en personas mayores de 60 años de edad y progresa lentamente a través de los años.

Este tipo de demencia puede afectar a cada persona de forma diferente, dependiendo sobretodo del estado general de salud del paciente antes de padecerla.

Síntomas de tener Alzheimer

Los signos y síntomas relacionados con el Alzheimer se pueden agrupar en tres etapas principales:

• Temprana. El síntoma más común es la incapacidad de recordar algo que se acaba de aprender. Además, el paciente presenta dificultad para planificar, resolver problemas o tomar decisiones; pérdida de la noción del tiempo y desubicación espacial incluso en lugares conocidos.

• Intermedia. Esta etapa puede durar muchos años, sin embargo, al tratarse de una enfermedad crónico-degenerativa, a medida que ésta evoluciona, los síntomas se vuelven más evidentes y limitantes. La pérdida de la memoria empeora y se olvidan sucesos recientes, nombres de las personas, números telefónicos, direcciones y fechas importantes; se tienen dificultades para comunicarse, se sufren cambios de personalidad y del comportamiento y se presentan problemas para asearse e ir al baño, entre otros. También el paciente puede experimentar ansiedad, enojo o delirios.

• Tardía. Durante esta etapa el paciente pierde las habilidades verbales y no puede pronunciar oraciones largas; tiene dificultades para reconocer a familiares y amigos, dificultades para caminar o sentarse y pérdida del control de esfínteres. Cuando el caso de Alzheimer es grave, la dependencia y la inactividad son casi totales.

Factores de riesgo para sufrir Alzheimer

De acuerdo con una investigación realizada en la Universidad de California, Estados Unidos, algunos factores de riesgo que influyen en la aparición del Alzheimer pueden modificarse y ayudar a prevenir dicha enfermedad.

Estos factores de riesgo son:
• Bajo nivel de educación o poca estimulación mental
• Tabaquismo
• Inactividad física
• Depresión
• Hipertensión arterial
• Dieta inadecuada
• Diabetes

¿Cómo tratar el Alzheimer?

A partir del diagnóstico y durante el tratamiento de una persona con Alzheimer, habrá diversos especialistas que formarán parte del equipo de atención integral al paciente. Entre ellos están:
Geriatra. Especialista en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del adulto mayor. Debido a que el Alzheimer es una afección que se desarrolla en la edad adulta, es probable que este médico diagnostique al paciente para referirlo con los especialistas indicados de acuerdo con la severidad de los síntomas.

  • Neurólogo. Se enfoca en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las afecciones relacionadas con el sistema nervioso. Este médico es el especialista en diagnosticar casos de Alzheimer, medicar al paciente para aminorar y controlar los síntomas, y supervisar su respuesta al tratamiento.
  • Psicólogo. Especialista que se centra en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del estado ánimo y la mente. Muchas veces, los pacientes con Alzheimer y sus familiares acuden con este especialista para buscar ayuda respecto a cómo prevenir y manejar los sentimientos de angustia, confusión y enojo asociados a la enfermedad. Este especialista no está capacitado para prescribir medicamentos, por lo que en caso de necesitarlos, el paciente deberá acudir con un psiquiatra.
  • Psiquiatra. Al ser un médico general con especialidad en psiquiatría, estudia los trastornos psíquicos de las personas a partir del sustrato anatómico del cerebro. Es decir, revisa los factores biológicos, químicos y psicológicos que afectaron y provocaron el trastorno en la persona. Este especialista puede atender al paciente con Alzheimer, pues es el experto en tratar –mediante terapia y medicamentos- los desórdenes de pensamiento, comportamiento y emociones que afectan a estas personas.

Medicamentos  para curar el Alzheimer

Aunque actualmente no existe una cura para el Alzheimer, existen diversos medicamentos para disminuir los síntomas y retrasar el progreso de la enfermedad.
Algunos de los más utilizados son:
• Ansiolíticos. Su mecanismo de acción consiste en disminuir las crisis de ansiedad e inquietud.
• Antidepresivos. Ayudan a controlar los síntomas relacionados con los cambios de ánimo.
• Antipsicóticos. Prescritos para disminuir los síntomas psicóticos como alucinaciones, agitaciones y agresiones.
• Inhibidor de la colinesterasa. Incrementa los niveles de acetilcolina liberada en el cerebro. Reducen el progreso de la enfermedad de seis a doce meses, además de incrementar la capacidad de concentración en el paciente.
• Memantina. Funciona al reducir la actividad anormal en el cerebro, por lo que puede mejorar la capacidad del paciente de recordar o pensar, así como desacelerar la pérdida de estas capacidades.
• Vitamina E. Gracias a sus propiedades antioxidantes se encargan de eliminar los radicales libres –compuestos que dañan la estructura celular-, y proteger a las células cerebrales.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Alzheimer?

Debido a que no existe una prueba específica para detectar la enfermedad de Alzheimer, el médico tratante deberá realizar un historial clínico completo del paciente a partir de un examen físico minucioso, una exploración neurológica y preguntas sobre sus síntomas y antecedentes médicos.
Además, para revisar el estado general de salud del paciente y descartar o confirmar otras enfermedades, es probable que el médico solicite la realización de alguno de los siguientes estudios y pruebas:

• Perfil tiroideo. Esta prueba se utiliza para detectar y diagnosticar enfermedades tiroideas. En estos casos, se realiza debido a que una disfunción tiroidea puede manifestarse con la disminución del estado de alerta, confusión y pérdida de la memoria –síntomas también de Alzheimer-.
• Prueba del estado mental. Evalúa las funciones mentales superiores del paciente como la memoria y el uso del lenguaje. Es probable que el especialista solicite al paciente seguir instrucciones específicas y realizar ejercicios de lectura, escritura, gramática, entre otras.
• Prueba neurológica. Mediante distintas pruebas físicas y cognitivas, el médico evalúa el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso del paciente. La prueba generalmente incluye la realización de movimientos de coordinación, extensión, flexión y reflejos.
• Prueba neuropsicológica. A través de diversas evaluaciones el especialista puede obtener más información sobre la función mental del paciente en comparación con personas de su misma edad y nivel educativo.
• Resonancia magnética o tomografía computarizada. Pruebas efectivas para detectar anormalidades en las estructuras cerebrales, como tumores o quistes que pudieran ser la causa de los síntomas. Etapas graves de Alzheimer pueden ser diagnosticadas mediante estas pruebas gracias a la observación de cambios en el tamaño del cerebro.
• Tomografía por emisión de positrones (PET). A través de la aplicación de una sustancia radioactiva, este estudio muestra el funcionamiento cerebral y de sus tejidos, lo que permite detectar anomalías en el funcionamiento de las células cerebrales.

Todo lo que debes saber del Alzheimer

1. ¿La pérdida de memoria significa un caso de Alzheimer?
2. ¿Cuáles son las causas o factores de riesgo del Alzheimer?
3. ¿Existen pruebas específicas para diagnosticar esta enfermedad?
4. Al ser una enfermedad crónico-degenerativa los síntomas son irreversibles pero, ¿qué tan rápido se irán agravando?
5. ¿Los síntomas de Alzheimer pueden afectar otras enfermedades que ya se padezcan?

1. ¿Qué tipo de medicamentos incluye el tratamiento para el Alzheimer? ¿Éstos tienen efectos secundarios? ¿Se deberán tomar de por vida?
2. ¿El IMSS o ISSSTE cubren las consultas y los medicamentos para tratar esta enfermedad?
3. ¿Existe algún tratamiento complementario para el Alzheimer que no incluya la toma de fármacos?
4. ¿Cuál es la expectativa de vida de un paciente con Alzheimer?

1. ¿La enfermedad de Alzheimer es hereditaria?
2. ¿Se debe llevar una alimentación especial? ¿Hay alimentos recomendados o contraindicados?
3. ¿Hay alguna actividad cotidiana –como manejar o hacer ejercicio- que deba suspenderse?
4. ¿El Alzheimer puede incapacitar a una persona por completo? ¿Será indispensable contar con el apoyo de otra persona, como una enfermera?
5. ¿El Alzheimer puede prevenirse?