Skip to content

Colonoscopía

colonoscopia

La colonoscopía es un procedimiento médico invasivo –no quirúrgico-, en el que se examina el interior del colon y el recto del paciente para identificar tejido inflamado, crecimientos anormales o úlceras.

¿Qué es la colonoscopía?

Para llevar a cabo este procedimiento se utiliza un instrumento llamado colonoscopio, el cual está formado por una sonda larga y flexible con luz y una pequeña cámara en un extremo. En algunos casos, también cuenta con una herramienta capaz de extirpar tejido, para posteriormente estudiarlo al microscopio y analizar si hay signos de enfermedad.

La colonoscopía se considera crucial para la detección de cáncer colorrectal, el cual representa la segunda causa de muerte por cáncer a nivel mundial-.

¿Para que sirve la colonoscopia?

El cáncer de colon se desarrolla con mayor frecuencia en personas mayores de 60 años de edad
Las personas que se someten a una colonoscopía pueden reducir hasta en un 65% el riesgo de muerte por cáncer de colon.

¿Qué médicos pueden realizar una colonoscopía?

La mayoría de las veces la colonoscopía se realiza en el consultorio de un gastroenterólogo, especialista en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades gastrointestinales; y médico capacitado para realizar procedimientos médicos invasivos, es decir, procedimientos que implican una pequeña invasión o penetración del cuerpo con una sonda, dispositivo o endoscopio, pero que no se consideran quirúrgicos.

En la mayoría de los casos un sedante leve y un medicamento para el dolor ayudan al paciente a mantenerse relajado y no presentar molestias mayores durante la colonoscopía. Sin embargo, cuando el caso requiere una sedación más profunda, ésta deberá ser aplicada por un anestesiólogo.

Cómo prepararse para una colonoscopía

La preparación para una colonoscopía debe comenzar alrededor de una semana antes del procedimiento, por lo que deberás tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Vaciar y limpiar tus intestinos antes del examen, pues un problema del intestino grueso se puede pasar por alto si los intestinos no están limpios. Las opciones a seguir pueden incluir enemas o el consumo de laxantes, pero deberás consultar estas opciones con tu médico antes de realizarlas.
  • Llevar una dieta con líquidos claros de 1 a 3 días antes de la colonoscopía, esto para vaciar del tracto intestinal de cualquier sólido. Algunos ejemplos de líquidos claros son el té y las infusiones, consomé sin grasa, gelatina, bebidas para deportistas, jugos colados de frutas y agua.
  • Suspender la ingesta de ciertos medicamentos, sobre todo aquellos que alteran la coagulación sanguínea como la aspirina. Nunca suspendas la toma de tus medicamentos sin haberlo consultado previamente con tu médico tratante.

 

¿En qué consiste este procedimiento?

La colonoscopía es un procedimiento muy seguro y las complicaciones se presentan en menos del 1% de los casos.

Pero, ¿cómo sucede exactamente este procedimiento?

Colonoscopía, paso a paso

El paciente debe recostarse sobre una mesa de exploración en posición lateral izquierda con las rodillas flexionadas hacia el tórax.

El médico tratante o el anestesiólogo aplican el sedante o la anestesia previamente elegida, según sea el caso.

Posteriormente, el médico introduce el colonoscopio –sonda flexible con una cámara fija- a través del recto, avanzando lentamente a lo largo del intestino grueso hasta alcanzar la parte más baja del intestino delgado. En esta etapa, se puede introducir aire a través del colonoscopio para tener una mejor visibilidad o realizar una succión para obtener líquido intestinal y llevar a cabo un cultivo de pared colónica –el cual determina si hay infección por bacteria H. Pylori-. También pueden tomarse biopsias y cauterizar los puntos sangrantes.

Después de revisar por completo el intestino, se retira en colonoscopio.

  • El paciente debe permanecer recostado y esperar a que pasen los molestias –gases y cólicos abdominales- y el efecto de la anestesia.
  • Una vez que los signos vitales estén estables y el paciente se encuentre alerta, puede ser dado de alta. Algunos síntomas esperados después de la realización de la colonoscopía son fatiga o mareo debido a la anestesia, distensión y dolor abdominal, hilos de sangre al evacuar debido a la posible irritación intestinal (cuando el sangrado es abundante deberá contactar al médico inmediatamente). Los síntomas se resuelven normalmente 24 horas después del procedimiento, pero pueden durar hasta 48 horas.
  • La consulta de seguimiento, sobre todo si se toma algún tipo de biopsia o cultivo, se programa para una o dos semanas después del procedimiento.

Todas las preguntas de la colonoscopía

Éstas podrían ser útiles para que tú y tu doctor tomen decisiones informadas y acertadas respecto a dicha intervención.

Sobre el procedimiento de colonoscopía

¿Qué tipo de preparación intestinal es necesaria?
¿Cuánto tiempo dura una colonoscopía?
¿Cuáles son los riesgos de esta intervención?
¿Qué síntomas indican una emergencia?
¿Qué signos indican una anormalidad en los intestinos?
¿Se puede obtener una copia del estudio o imágenes del mismo?

Después del procedimiento de colonoscopía

En caso del hallazgo de pólipos, ¿se toma una muestra y ésta se envía a un laboratorio?
¿En cuánto tiempo se obtienen los resultados?

Sobre el estilo de vida y la familia tras colonoscopía

¿Cuándo se puede reiniciar la dieta normal?
¿Cuándo se puede retomar el consumo de los medicamentos suspendidos?
¿Con qué frecuencia se deberán programar las consultas de seguimiento?
¿En cuánto tiempo se pueden retomar las actividades cotidianas como hacer ejercicio, tener relaciones sexuales, etcétera?