Skip to content

Cáncer de testículo

cancer de testiculos

¿Sabías que a nivel mundial el cáncer de testículo representa la cuarta causa de muerte entre jóvenes?

Por ello, es muy importante conocer y saber identificar cuáles son los síntomas más comunes, pues esto permitirá realizar un diagnóstico oportuno y elevará las probabilidades de éxito en el tratamiento.

De hecho, está comprobado que el 95% de los cánceres testiculares son curables cuando se detectan en las primeras etapas de la enfermedad; por lo que los médicos recomiendan realizar una autoexploración mensual después del comienzo de la pubertad.

¿Qué es el cáncer de testículo?

El cáncer de testículo se refiere al tipo de cáncer que se origina en los testículos. Éstos son los órganos sexuales masculinos encargados de producir y almacenar los espermatozoides. El escroto, por su parte, es el tejido de piel que recubre a los testículos, es decir, la parte externa y visible de éstos.

¿Cómo se produce un cáncer de testículo?

Células germinales. Encargadas de producir espermatozoides. El 95% de estos tumores suelen ser malignos.
Células no germinales. Los tumores que desarrollan suelen ser benignos.
El cáncer de testículo es más común en los hombres entre 20 y 35 años de edad.

¿Cómo sé si tengo cáncer de testículos?

El cáncer de testículo se caracteriza por ser un cáncer asintomático, es decir, que no desarrolla síntomas o molestias en quien lo padece. Sin embargo, existen signos que podrían advertir la presencia de este tipo de cáncer. Algunos de éstos son:

  • Irregularidad en la forma del testículo, al aumentar o disminuir su tamaño
  • Sensación de pesadez en el escroto
  • Endurecimiento de uno o ambos testículos
  • Presencia de una pequeña protuberancia dura o masa testicular no dolorosa
  • Retención de líquido en el escroto
  • Dolor testicular
  • Dolor en la parte inferior del abdomen y/o ingle
  • Incremento en el tamaño de las glándulas mamarias (debido a un efecto hormonal)

 

¿Qué puede provocar el cáncer de testículos?

Aunque hoy en día se desconoce la causa específica del cáncer de testículo, existen ciertos factores de riesgo que podrían estar relacionados con su desarrollo. Algunos de éstos son:

  • Antecedente de criptorquidia (testículos no descendidos)
  • Tratamiento tardío de criptorquidia (después de la pubertad)
  • Antecedentes de infertilidad o cáncer testicular en familiares de primer grado (padre o hermanos)

¿Qué médico atiende el cáncer de testículos?

A pesar de que el cáncer de testículo es una afección curable si se detecta a tiempo, los hombres no suelen estar al pendiente de la salud de estos órganos, ya sea por tabús o por falta de información al respecto. Sin embargo, debido a que este tipo de cáncer es asintomático, la autoexploración es indispensable.

Los especialistas recomiendan que, si el hombre detecta durante la autoexploración la presencia de alguna protuberancia testicular o algún signo de alarma, acuda a una revisión médica urológica, en donde el médico:

  • Proyectará luz a través de los testículos para determinar las características de la protuberancia y determinar si es completamente sólida.
  • Solicitará la realización de un ultrasonido –estudio de imagen no radioactivo- con el cual obtendrá detalles más específicos.

Tratamiento para curar el cáncer de testículos

Una vez que el diagnóstico de cáncer de testículo ha sido confirmado, el tratamiento generalmente consiste en la extirpación quirúrgica del testículo afectado. En algunos casos, también puede tratarse con radioterapia y quimioterapia, dependiendo del grado de extensión del tumor.

Por otro lado, la tomografía computarizada es el método de imagen de elección para evaluar la respuesta al tratamiento del cáncer testicular.

Metástasis de cáncer de testículos

  • La propagación del cáncer de testículo –metástasis- generalmente ocurre hacia los pulmones, hígado, cerebro y huesos
  • Sólo en el 5% de los casos de cáncer testicular afecta ambos testículos.

 

Otros tipos de cáncer que debes conocer