Skip to content

Cáncer de pulmón

cancer de pulmon

¿Qué es el cáncer de pulmón?

El cáncer de pulmón no sólo es uno de los cánceres más comunes, sino que es la principal causa de muerte por cáncer tanto en hombres como en mujeres ¡a nivel mundial! Es decir, cada año mueren más personas de cáncer de pulmón que de cáncer de mama, colon y próstata combinados.

¿Cómo se desarrolla el cáncer de pulmón?

El cáncer comienza en las células, las cuales son las unidades básicas que forman los tejidos. A su vez, los tejidos forman los órganos del cuerpo.

En un estado saludable, el cuerpo produce células que crecen y se dividen para formar nuevas, las cuales reemplazan a las células viejas o dañadas. Sin embargo, en los casos de cáncer este proceso natural se altera y se descontrola: nuevas células se forman cuando el cuerpo no las necesita y las células viejas o dañadas no mueren cuando deberían hacerlo. Estas células innecesarias se acumulan formando una masa de tejido, o lo que comúnmente conocemos como tumor. Tiempo después, comienzan a desarrollarse los síntomas del cáncer de pulmón.

Tipos de cáncer de pulmón

Los dos tipos más comunes de cáncer de pulmón son:

Cáncer de células pequeñas

Éste suele propagarse con rapidez y abarca cerca del 20% de todos los casos de cáncer de pulmón.

Cáncer de pulmón de células no pequeñas

Es el tipo de cáncer de pulmón más común y se disemina con más lentitud.
La diseminación o propagación del cáncer original a otros órganos del cuerpo se conoce como metástasis.

Síntomas del cáncer de pulmón

Por lo general, el cáncer de pulmón no desarrolla síntomas en etapas tempranas. Sin embargo, a medida que el cáncer avanza éstos aparecen. Entre los más comunes síntomas del cáncer de pulmón están:

  • Tos que no desaparece y empeora con el tiempo
  • Dolor constante en el pecho
  • Tos con sangre
  • Falta de aire o silbidos al respirar
  • Ronquera
  • Infecciones frecuentes de las vías respiratorias, como neumonía o bronquitis
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso
  • Fatiga

Por sí solos, muchos de estos síntomas suelen estar relacionados con afecciones distintas al cáncer de pulmón, sin embargo, cuando se presentan más de dos de ellos lo más recomendable es acudir con un especialista para que realice los estudios pertinentes y determine la causa.

Mientras más temprano se diagnostique un caso de cáncer, más probabilidades hay de que el tratamiento sea eficaz.

Factores de riesgo del cáncer de pulmón

¿Sabías que el humo de tabaco causa la mayoría de los casos de cáncer de pulmón?

Fumar cigarrillos, pipa o puro, así como exponerse por un tiempo prolongado al humo aún sin fumar pueden provocar cáncer de pulmón, pues las sustancias nocivas del humo dañan gravemente las células de los pulmones.

Otros factores de riesgo para desarrollar cáncer de pulmón

  • Radón. Las personas que trabajan en minas son las más expuestas a este tipo de gas radiactivo, pues éste se forma en la tierra y en las rocas. Al igual que el humo del cigarro, el radón daña las células del pulmón, por lo que las personas que lo inhalan tienen mayor riesgo de contraer cáncer de pulmón.
  • Asbesto y otras sustancias cancerígenas. La exposición prolongada al asbesto, arsénico, cromo, níquel, hollín, alquitrán, uranio, berilio, gas mostaza, gasolina y otras sustancias pueden causar este tipo de cáncer. Las personas que trabajan en constructoras o industrias químicas tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.
  • Contaminación del aire. Aunque la contaminación aumenta levemente el riesgo de sufrir cáncer de pulmón, el riesgo es mayor para los casos de personas que fuman.
  • Antecedentes familiares. Las personas con familiares directos que tuvieron cáncer de pulmón tienen una probabilidad más elevada de desarrollar la enfermedad, aunque no fumen.
  • Antecedentes personales. Las personas que padecieron cáncer de pulmón tienen mayor riesgo de desarrollar un segundo tumor.
  • Edad. La mayoría de las personas diagnosticadas con cáncer de pulmón tienen más de 65 años de edad.

Diagnóstico y tratamiento del cáncer de pulmón

Una de las formas más comunes para detectar si una persona padece cáncer de pulmón es a través de estudios de imágenes. Éstos utilizan ondas sonoras, rayos X, campos magnéticos o sustancias radiactivas para obtener imágenes del interior del cuerpo.

Los síntomas, los análisis generales y los resultados de los estudios por imágenes pueden sugerir que una persona tiene cáncer de pulmón, sin embargo, el diagnóstico definitivo se debe hacer hasta observar células cancerosas al microscopio.

Existen muchos tipos de cáncer de pulmón, ya que crecen, se propagan y se tratan de distintas maneras. Dependiendo de la etapa en la que se diagnostique, el tratamiento puede incluir quimioterapia, radiación y cirugía.

El consumo de tabaco causa alrededor del 70% de las muertes a nivel mundial por cáncer de pulmón.
Aproximadamente el 30% de las muertes por cáncer se debe a cinco factores de riesgo conductuales y dietéticos: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.