Skip to content

Cáncer de piel

cancer de piel

Hoy en día, se sabe que gente de todas las razas y con diferentes tipos de piel pueden contraer este tipo de cáncer.  Sin embargo, con la detección temprana y el tratamiento adecuado, el cáncer de piel es altamente curable.

Cómo detectar el cáncer de piel

Para detectar a tiempo un problema cutáneo o una lesión peligrosa los dermatólogos recomiendan la autoexploración mensual de la piel. Ésta debe incluir la revisión detenida de todo el cuerpo, es decir, tanto del frente como por detrás, incluir las palmas de las manos, las plantas de los pies y el área genital. Además, también es importante revisar la cara, cuello, nuca y cuero cabelludo.

Este tipo de autoexámenes deben estar enfocados en detectar la presencia de manchas o lunares que:

  • Hayan crecido
  • Hayan cambiado (esto incluye la aparición de un lunar nuevo)
  • Tengan una apariencia inusual como bordes desiguales, diferencias en color o sean asimétricos
  • Duelan o den comezón
  • Sangren y formen costras, pero sin sanar completamente

El cáncer de piel se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, sin embargo, es más común en la piel constantemente expuesta a la luz solar, como la cara, cuello, manos y brazos.

Tipos de cáncer de piel

Existen varios tipos de cáncer de piel. Los más comunes son:

Carcinoma de células basales


Cáncer que comienza en la parte baja de la epidermis. Puede tener la apariencia de un bulto pequeño blanco o de color carne que crece lentamente y puede sangrar. Por lo general se desarrolla en las áreas del cuerpo expuestas al sol. Es la forma más común de cáncer de piel y con poca frecuencia hace metástasis en otras partes del cuerpo.

Carcinoma de células escamosas o epidermoide

Cáncer que comienza en las células planas que se encuentran en el tejido que forma la superficie de la piel. Este tipo de cáncer muy raras veces hace metástasis.

Melanoma

Cáncer de piel que se forma en los melanocitos, células de la piel encargadas de producir melanina, el pigmento que da el color natural a la piel. El melanoma es la forma menos frecuente de cáncer de piel, aunque es más peligroso y es más probable que invada tejidos cercanos y puede extenderse a otras partes del cuerpo. Se caracteriza por la presencia de lunares que cambian de color, forma y tamaño.

¿Qué médicos tratan el cáncer de piel?

Por lo general, quien realiza una primera revisión cutánea del paciente es el médico de confianza o cabecera, como:

  • Geriatra. Especialista en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del adulto mayor.
  • Ginecólogo. Médico que se especializa en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la mujer.
  • Internista. Médico que se enfoca en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades del adulto –de los 15 años en adelante-.
  • Médico General. Se encarga de la prevención, detección y tratamiento oportuno de las enfermedades desarrolladas a cualquier edad, es decir, puede atender tanto a niños y adolescentes, como a personas de la tercera edad.
  • Una vez que el médico tratante determine que es necesario realizar una investigación médica más profunda, es probable que consulte a diversos especialistas o refiera al paciente con ellos para obtener un diagnóstico certero y elegir el mejor tratamiento de forma oportuna. Algunos de estos especialistas son:
  • Cirujano plástico. Médico cirujano general que se especializa en la corrección de cualquier tipo de deformidad. En pacientes con cáncer de piel pueden reconstruir el defecto quirúrgico a causa de la toma de biopsias o algún tipo de extirpación.
  • Cirujano dermatólogo. Este médico se especializa en la prevención, diagnóstico y tratamiento de padecimientos y afecciones de la piel como el cáncer, psoriasis, rosácea, entre otras. Además, está capacitado para realizar biopsias y procedimientos quirúrgicos para la extirpación de tumores.
  • Dermatólogo. Este médico se especializa en la prevención, diagnóstico y tratamiento de padecimientos y afecciones de la piel como el cáncer, dermatitis, acné, entre otras.
  • Patólogo. Médico especialista en examinar bajo el microscopio muestras de tejido –obtenidas mediante biopsias- para identificar las características de las células y determinar si éstas son normales o cancerígenas.
  • Psicólogo. Especialista en tratar los problemas mentales y del estado de ánimo de una persona. Muchas veces, los pacientes con cáncer son canalizados con este especialista para que aprendan a sobrellevar los problemas de autoestima originados por los efectos adversos de la quimioterapia y puedan manejar el impacto de la enfermedad en su estilo de vida.
  • Además, la terapia psicológica –tanto para el paciente como para la familia- es recomendable para trabajar los sentimientos de ansiedad, miedo, culpa, depresión o dolor que pudieran experimentar después de la confirmación del diagnóstico de cáncer.

 

¿Cómo se diagnostica el cáncer de piel?

El primer paso para la detección temprana de este tipo de cáncer es la realización de autoexámenes en busca de cambios o lesiones cutáneas. Si las revisiones corporales se realizan regularmente por el paciente o el médico, la probabilidad de detectar un cáncer de piel es mucho mayor.

Una vez que existe la sospecha sobre la presencia de células malignas en la piel, es probable que el especialista realice alguno de los siguientes exámenes:

  • Biopsia de piel. Se realiza para confirmar o descartar la presencia de células cancerosas en una determinada área de la piel. El tipo de biopsia a realizar lo determinará el médico tratante dependiendo del área que se quiera analizar.
  • Revisión cutánea. Muchas veces el médico decide examinar con microscopio el cuerpo del paciente para revisar detenidamente la forma y el tamaño de los lunares.
  • Prueba con dermatoscopio. Permite medir el tamaño de los lunares y compararlos con revisiones cutáneas anteriores para medir si hay crecimiento o cambios.

 

Tratamientos para curar cáncer de piel

Para tener éxito en el control y remisión del cáncer de piel muchas veces el médico sugiere una combinación de tratamientos.

Algunos de los más comunes son:

  • Cirugía de Mohs. A través de este procedimiento se extirpa el tumor mediante pequeñas capas, las cuales se analizan posteriormente al microscopio. De esta manera no se lastima la piel sana y se garantiza la obtención de todas las áreas circundantes afectadas.
  • Cremas tópicas. Algunas de ellas se incorporan en el metabolismo de las células cancerosas haciéndolas incapaces de dividirse y replicarse. Otro tipo de cremas alteran la respuesta inmune para ayudar a matar a las células anormales y/o controlar su crecimiento.
  • Crioterapia. La lesión cutánea se congela con nitrógeno líquido.
  • Curetaje y electrodesecación. El tumor se raspa mediante la cauterización del tejido adyacente para destruir las células cancerosas restantes y controlar la hemorragia.
  • Escisión. Se extirpa el tumor junto con la piel adyacente.
  • Radiación y/o quimioterapia. Para los casos en los que el cáncer se ha extendido, este tipo de terapia impide la replicación del ADN o ARN en las células cancerosas. Es decir, logran que las células no puedan dividirse ni copiarse, y mueran.

 

Todo lo que debes saber del cáncer de piel

  1. ¿Cuáles son los síntomas más comunes del cáncer de piel?
  2. ¿Cuáles son las causas del cáncer de piel? ¿El estilo de vida del paciente puede causar la enfermedad?
  3. ¿Qué tan grave es el cáncer de piel? ¿Es curable?
  4. ¿Existen pruebas específicas para diagnosticar esta condición?
  5. ¿Existen otras condiciones médicas relacionadas con el cáncer de piel?
  6. Además de la cirugía, ¿existen otros tratamientos para controlar y remitir el cáncer de piel?
  7. ¿Cuánto es el tiempo mínimo que un paciente debe estar bajo tratamiento? ¿Cuáles son los efectos secundarios?
  8. ¿Pueden desencadenarse otros tipos de cáncer a consecuencia de éste?
  9. ¿Una vez en vigilancia cuáles son las probabilidades de tener una recaída?
  10. ¿Con qué frecuencia deben programarse las citas médicas de seguimiento?
  11. ¿El cáncer es una enfermedad genética?
  12. ¿Hay medidas de prevención que reduzcan el riesgo de sufrir cáncer de piel?
  13. ¿Después del tratamiento contra el cáncer de piel está permitido la exposición al sol?
  14. ¿Qué hábitos deberán modificarse?
  15. ¿Existe una rutina de higiene personal que deba seguirse después de haber estado bajo tratamiento?
  16. ¿Existen suplementos o alimentos que puedan ayudar a la recuperación o proteger la piel contra este tipo de cáncer?