Skip to content

Dieta del ayuno

Dieta del ayuno

¿Cuál es la dieta del ayuno?

Una de las dietas más famosas que propone el ayuno es The Fast Diet o la dieta 5:2, la cual consiste en comer de manera equilibrada 5 días por semana y ayunar los dos días restantes, es decir, practicar lo que se conoce como ayuno intermitente.

Este ayuno consiste en hacer 2 comidas al día–por la mañana y por la noche-, e ingerir sólo una cuarta parte de las calorías habituales (500 kcal si eres mujer y 600 kcal si eres hombre).

Ejemplo de la dieta del ayuno

Mujer (500 kcal) Hombre (600 kcal)
Desayuno 1 huevo cocido 1 huevo cocido
1 manzana 1 manzana
1 vaso de jugo de naranja 1 vaso de jugo de naranja
+ 1 rebanada de pan
Cena 1 vaso de leche entera 1 vaso de leche entera
1 quesadilla asada con tortilla de maíz 1 quesadilla asada con tortilla de maíz
+ ½ taza de verduras cocidas

 

Beneficio de dieta del ayuno

De acuerdo a sus creadores, el Dr. Michael Mosley y la periodista Mimi Spencer, algunos de los beneficios de esta dieta son:

  • Pérdida de 0.46 kilos a la semana
  • Controla los niveles de presión arterial
  • Reducción de los niveles de colesterol
  • Mejor sensibilidad a la insulina

Sin embargo, algunas instituciones han detectado posibles efectos secundarios como mal aliento, irritabilidad, ansiedad, somnolencia en el día y dificultades para dormir.

 

Beneficios del ayuno intermitente

Aunque no existen estudios que prueben los beneficios a largo plazo del ayuno intermitente, se han identificado los siguientes aspectos sobre los que podría incidir positivamente:

  • Longevidad. En estudios hechos a ratones se ha observado que la restricción calórica aumenta su tiempo de vida. Asimismo, en humanos, una dieta limitada en calorías disminuye marcadores específicos de envejecimiento, como la temperatura corporal y los niveles de insulina.
  • Mantenimiento o disminución del peso corporal. A pesar de que no todas las personas que realizan ayuno intermitente pierden peso, al menos consiguen mantenerlo debido a la baja ingesta calórica. Por desgracia, una vez que se abandonan los ayunos es probable que recuperen el peso perdido.
  • Sensibilidad a la insulina. La insulina es la hormona que se encarga de llevar el azúcar de la sangre al interior de las células para que puedan realizar sus funciones. Tener mayor sensibilidad a la insulina es bueno porque así se aprovecha mejor la cantidad producida y el páncreas no trabaja de más.
  • Algunas investigaciones proponen que el ayuno puede reducir el síndrome metabólico y atrasar ciertas enfermedades crónicas como la diabetes y enfermedades del corazón. Asimismo, para algunas personas resulta útil para combatir el estrés y la depresión.

¡Importante!

Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, niños, adolescentes, diabéticos o cualquier persona con enfermedades crónicas, deben evitar el ayuno.

¡Si estás pensando en ayunar o iniciar alguna dieta, consulta a tu médico y asegúrate de que esa dieta es recomendable para ti!